Historia de la marihuana y su evolución

El cannabis lleva con nosotros, al menos, desde que comenzó a escribirse la historia. Aunque resulta lógico pensar que el ser humano lo ha utilizado desde mucho antes. Hemos usado multitud de plantas desde el paleolítico y ahora sabemos que también los animales procesan y utilizan diversas plantas para curarse, desintoxicarse, hacer sus viviendas y refugios, etc.

Parece evidente que no íbamos a dejar de lado una de las plantas que más utilidades tiene para nuestra especie; ropa, alimentación, medicina, ocio, material de construcción y muchas otras utilidades de una planta que crece con facilidad en gran parte de la geografía mundial. Vamos a ver cual ha sido la historia de la marihuana y su evolución en estos años.

La marihuana de los años 70, 80 y 90

Ya hace más de 20 años que abrieron los primeros Grow Shop en España, en ese tiempo el cultivo del cannabis ha mejorado mucho, tanto en cantidad, como en calidad y variedad. El cultivo de interior o exterior es mucho más efectivo dando, con el mismo gasto, plantas más productivas, de una calidad muy superior, con diversidad de aromas y una amplia variedad de efectos. Por eso, queremos contarte las pinceladas más importantes en la historia de la marihuana y su evolución a través de los años.

Historia de la marihuiana en los años hippies de los '70 '80 y '90

En la década de los 70, 80, e incluso en los 90, en algunos países como España, las semillas de marihuana se pasaban entre amigos y conocidos. Estas semillas se recolectaban de los cogollos de marihuana que se conseguía. Con esas semillas no había garantías, no sabías si tenían capacidad de germinación, ni si te saldrían macho o hembra.

Era normal estar dos semanas mirando una maceta de la que no salía nada y que si salía resultara ser un macho tras meses de cultivo. Eran otros tiempos, había mucha gente a la que algún año, por las condiciones climáticas o por simple mala suerte le salieron “todas machos” y se quedaba un año entero sin marihuana, ya que no se encontraba fácilmente.

Cuando por fin germinaba alguna semilla y finalmente era hembra, casi nunca sabías si era sátiva o índica por la poca información que había. Tampoco había mucho donde elegir en cuanto al sabor o la potencia. De hecho mucha gente prefería el hachís, porque si era bueno, era bastante más potente que la marihuana que podías encontrar en aquellas épocas.

Calidad y potencia de la marihuana antes de los bancos de semillas

Las genéticas de marihuana previa a los bancos de semillas contenía entre una quinta y una décima parte del contenido actual de sustancias psicoactivas. Lo normal hoy en día son variedades de cannabis con más de un 20% de THC para marihuana recreativa. En los primeros años, el nivel de THC estaría entre un 5-8%, algo que superan incluso algunas variedades medicinales CBD de hoy en día.

Aparición de los primeros bancos de semillas de marihuana

Si hablamos de la historia de la marihuana, hay que hacer mención obligatoria a Holanda y sus coffeshops, donde empezó todo. En 1976 se legalizó el consumo de marihuana en los coffeeshop de Holanda y esto dio pie a los grandes fanáticos de esta planta a investigar y descubrir más sobre la marihuana. Esta gente empezó a recolectar y experimentar con genéticas de todas partes del mundo de tal manera, que llegaron a hacerlo su oficio.

Sensi Seeds, el primer banco de semillas de marihuana

El primer banco de semillas de marihuana que se creó se llamo «The Seed Bank», aunque hoy en día lo conocemos bajo el nombre de Sensi Seeds. Este banco de semillas pionero fue fundado en 1984 por Neville Schoenmakers y Ben Dronkers. Estos se centraron en recolectar genéticas de todo el mundo para llevárselas a Holanda y trabajar con ellas. Ellos fueron los primeros breeders que se dedicaron al estudio y crianza de plantas de cannabis.

Neville Schoenmakers, uno de los creadores del banco de semillas de The Seed Bank
Neville Schoenmakers

Rápidamente empezaron a aparecer otros bancos de semillas Holandeses como TH Seeds o Serious Seeds. Esto convirtió a Holanda rápidamente en el epicentro mundial del cannabis. En los años posteriores empezaron a aparecer muchas de las variedades de marihuana que hoy forman la base genética de todas las plantas de marihuana como la mítica Northern Lights #5 Haze o Super Silver Haze.

High Times Cannabis Cup (HTCC), la primera competición de plantas de marihuana.

Poco más tarde y gracias al trabajo de todos estos breeders y en parte también a la High Times Cannabis Cup, fuimos descubriendo nuevas variedades con unos sabores y potencia muy superiores. LA HTCC (High Times Cannabis Cup) era una copa cannábica mundial que analizaba y premiaba las mejores genéticas de marihuana. Ahí se dieron a conocer variedades tan míticas y legendarias que forman parte de la historia de la marihuana como AK-47, Bubble Gum, White Widow o Amnesia Haze.

High times cannabis cup 2022

Nuevos tipos de semillas de marihuana

Actualmente y gracias a la cromatografía de gas, podemos conocer exactamente las distintas moléculas que componen cada planta y en que cantidad podemos encontrar cada una de ellas. Con estos datos se empezó a cruzar diferentes genéticas de marihuana e ir seleccionando las que arrojaban unos resultados mejores en THC, CBD o alguna característica predominante en especial. Con este proceso se consiguió un abanico mucho más amplio, mejorado y mas conciso de semillas de marihuana.

La revolución de las semillas autoflorecientes

Con el paso del tiempo, los breeders del banco «The Joint Doctor» empezaron a jugar con una variedad de cannabis muy rara llamada Rudelaris. Estas plantas crecían y se desarrollaban en condiciones climáticas muy extremas como por ejemplo para que te hagas una idea, el clima de Siberia. Contaban con pocas horas de luz y tiempos de buena temperatura altamente reducidos que duraban muy poco tiempo. Pero estas campeonas lograron adaptarse a este clima extremo, consiguiendo crecer, reproducirse y sobrevivir.

Estas plantas habían ya formaban parte de la historia de la marihuana. Habían sido descubiertas y documentadas muchos años atrás, concretamente en 1924 en la región de Siberia, en Rusia. Pero no se les otorgaba ningún valor porque eran de una talla muy pequeña, poco cogollo y apenas THC. Apenas producían cogollos, ni siquiera tallos grandes para poderlo transformar su cáñamo en fibras, por lo que no se les dio mucha importancia.

Pero contaban con una característica única en las plantas de marihuana, no se regían por las horas de luz (fotoperiodo). Independientemente de las horas de luz, estas plantas se ponían a florecer a las 3 semanas de vida, una vez alcanzada su maduración sexual.

Esta característica tan concreta sedujo a los nuevos breeders, que empezaron a criar y cruzar estas variedades con el fin de mejorar esa genética. Y tras muchas pruebas y errores, fueron apareciendo varias semillas autoflorecientes en el mercado. Por ejemplo Mighty Mite o Ruderalis Skunk, pero todavía sin estabilizar, de las cuales aproximadamente solo la mitad tenía esa característica autofloreciente.

LowRyder, la primer autofloreciente estabilizada del mercado

Pero al poco tiempo apareció en el mercado la primera autofloreciente con los genes automáticos bien marcados y estabilizados; LowRyder del banco The Joint Doctor. Esta genética era el fruto de laborioso trabajo de observación, análisis, selección y cruces de los mejores ejemplares de todo el mundo con características autoflorecientes. Y tras 9 generaciones de cruces, nació LowRyder.

LowRyder de The Joints Doctor la primera autofloreciente de marihuana  del mercado

Esta genética no necesitaba apenas crecimiento, su tamaño era pequeño, pero conseguía formar buenos cogollos y con una cantidad nunca vista de THC en plantas Ruderalis. Por eso fue la primera variedad que se comercializó y que todos los cultivadores de aquella época queríamos probar. Pues sinceramente, no podíamos creer lo que esa planta ofrecía. Pero sí, más allá de su baja producción, nos dejó a todos boquiabiertos al verla madurar en tan poco tiempo. ¡Increíble!

Las evolución de las plantas autoflorecientes

Poco a poco se fueron creando más y más genéticas autoflorecientes, pues eran la caña. Tener tu propia marihuana de calidad en tan solo 2 meses era algo nuevo, novedoso y que a todo el mundo atraía. Estas fueron mejorando en tamaño, producción y también en calidad tanto en sabor como potencia.

Hoy en día podemos encontrar plantas autoflorecientes que nada tienen que envidiar a las normales fotodependientes de temporada. Consiguen niveles de altos de THC ó de CBD, grandes producciones y una calidad realmente muy alta.

Prueba de esto son las Super Autos, que son la última versión de plantas autoflorecientes, con producciones que superan los 200 gramos, alturas de más de 1,50m y niveles de THC por encima del 20%

Semillas de marihuana CBD con fines medicinales

Uno de los mayores logros en la historia de la marihuana fue la aparición de las primeras variedades medicinales. Y es que en ese momento se reconoció el uso terapéutico de la marihuana y del CBD. Algo que también alivia sobremanera a los usuarios lúdicos de esta planta. Ya no solo es vicio u ocio. Esta increíble y maravillosa planta también nos puede ayudar con problemas médicos.

Son muchos, muchísimos, los beneficios que tienen el CBD, e incluso el THC, en nuestro cuerpo. Y gracias a la legalización en varios países, el estudio de la marihuana y los ensayos médicos hoy en día podemos contar con un potente aliado en la trata de muchas enfermedades y trastornos.

Recuerdo las primeras variedades con altos porcentajes en CBD, pues con estos nombres no es fácil olvidarte de ellas: Juanita la lagrimosa, Cannatonic y Carmen fueron las auténticas pioneras en el mundo de la marihuana medicinal.

Diferentes plantas y ratios de CBD para uso lúdico y medicinal

Nuevos productos CBD y su comercialización por todo el mundo

Estas plantas contienen un alto porcentaje de CBD, aunque también de THC. Depende del fenotipo su ratio de THC:CBD podía variar entre 1:1, 1:2 y 2:1. Lo que si que era común en todas, era el alto porcentaje de CBD, mayor del 6% en todas ellas. Algo muy poco visto en variedades de marihuana.
Para que puedas hacerte una idea, las variedades de marihuana más comunes suelen tener entre un 0,02 y un 1,5% de CBD como máximo. Por lo que estas variedades destacaban sobremanera para usos medicinales y terapeúticos.

La Marihuana CBD de hoy en día.

Gracias a la investigación y el desarrollo de genéticas de marihuana en la actualidad contamos con un catálogo muy amplio de variedades CBD medicinales. Sin duda una de las más valoradas son las de ratio THC:CBD 1:20, que consiguen alrededor del 20% de CBD conservando menos del 1% de THC. Con estas características podemos destacar MediKit y Auto MediKit de Buddha Seeds o Medizinal CBD de Genehtik.

Estas genéticas tienen un valor medicinal incalculable, pues tienes todos los beneficios del CBD pero sin ponerte ciego gracias a su bajo porcentaje de CBD. Un alivio para millones de personas con diferentes dolencias que no les gustaba eso de coger un buen colocón.

Hoy en día podemos encontrar un montón de variedades de cáñamo industrial de una calidad asombrosa y que tienen unas concentraciones de CBD en torno al 10-20% depende de la marca. Estas variedades y sus cogollos CBD, al contrario que las anteriores, son totalmente legales y las puedes comprar sin problemas. Esto se debe a que parten de semillas de cáñamo industrial con algos contenidos de CBD, pero con menos del 0,2% de THC, por lo que no están consideradas como droga en España, Europa y otros continentes.

También tengo que hacer mención a las variedades THC:CBD ratio 1:1, puesto que para mi fueron un gran descubrimiento. Estas me permitieron poder seguir disfrutando todos los días de mi planta favorita, sus sabores y efectos, sin tener que ir narcotizado a todos los sitios.

Semillas Fast Version

Estas semillas están entre las autoflorecientes y las semillas normales de temporada. Son fotodependientes, pero con una floración más rápida que las normales. De esta manera consiguen reducir en unas cuantas semanas el periodo de floración que sus versiones normales.

¿Por qué las semillas fast versión son más rápidas?

Este tipo de semillas se consiguen cruzando la variedad fotodependiente con una autofloreciente. El cruce con las genéticas automáticas consiguen reducir el tiempo de floración, pero sin llegar a ser autoflorecientes. Estas con más sensibles al cambio en el fotoperiodo, pero siguen dependiendo de la disminución de horas de luz para ponerse a florecer.

La gran ventaja de las Fast Versión

Las semillas Fast version o también conocidas como Early version, se han hecho un hueco entre los cultivadores de todo el mundo. La gran ventaja que ofrecen estas plantas es que puedes conseguir cosecharlas antes, incluso a mitad de agosto con las variedades más rápidas. Evitando así muchos problemas relacionados con el mal tiempo, vacaciones de última hora e incluso las plagas de manguis que siempre acechan en Septiembre cuando está apunto de terminar la floración.

Semillas de cáñamo industrial mejoradas

Este ha sido el último gran avance en la evolución de las genéticas de marihuana, más concretamente en las de cáñamo industrial. Las plantas de cáñamo siempre se han usado para conseguir fibras y semillas. Con las fibras se hace estopa y cuerdas muy resistentes entre otras cosas, mientras que las semillas son una gran fuente de Omega-3 y proteínas.

Historia de la marihuana y el cultivo de cáñamo industrial hace muchos años

Las plantas de cáñamo apenas producían cogollos, estos eran pequeños, fofos y estaban llenos de semillas, puesto que todas las semillas tenían tendencia hermafrodita. Además, el contenido de THC de los cogollos era inferior al 0,2%, resultando plantas no psicoactivas. Sin embargo, generaban una cantidad de CBD en torno al 2-5%. La gran ventaja de estas plantas es que al ser consideradas cáñamo industrial y no marihuana, sus cogollos eran «legales», así como su cultivo. O mejor dicho se encontraban en un limbo legal sin regular.

Hoy en día hay 89 variedades aceptadas como cáñamo industrial, muchas de ellas registradas en los últimos años. Aquí puedes encontrar el listado oficial de semillas de cáñamo industrial.

Auge de los productos y cogollos CBD

Con la irrupción de la marihuana medicinal y los productos ricos en CBD se empezó a trabajar con ellas de otra forma con el fin de conseguir, extraer y comercializar su preciado CBD de forma legal. Ahora el reto era conseguir una mejor calidad dentro de las genéticas de las semillas de cáñamo.

Esto llevo a los breeders a trabajar con estas genéticas para conseguir mejores plantas, mejores cogollos y con más cantidad de CBD. Tras muchos ensayos, cruces y sobre todo selección de los mejores fenotipos, se han conseguido mejorar mucho muchísimo estas genéticas. Ya hay plantas de cáñamo industrial con perfiles de terpenos muy conseguidos, asemejándose mucho a los de la marihuana. Las concentraciones de CBD también han aumentado en torno al 8-10% e incluso más. Las hay con cogollos grandes, prietos y con una gran apariencia visual, prácticamente como los de marihuana. Y ya no tienden al hermafroditismo, con lo que también se ha conseguido que los cogollos no lleven semillas.

Cogollos de marihuana CBD totalmente legales

Por eso hoy en día se están haciendo tan famosos los cogollos de marihuana CBD que puedes comprar legalmente en muchos sitios, como en nuestro Grow Shop Online. Estos tienen la apariencia y aromas de la marihuana normal, pero sin apenas THC (<0.2%) ni consecuentemente psicoactividad. Una gran opción para los que les encantan los aromas de la marihuana, pero no desean el ciego que produce el THC.

I+D para plantas de marihuana con mejores características

Hoy en día los esfuerzos de los breeders de semillas pasan en gran parte por conseguir nuevos cruces genéticos aún mejores que los que ya hay actualmente. Intentan conseguir plantas con más producción, con más nivel de THC, con un perfil concreto de cannabinoides o un un perfil organoléptico distinto a otras variedades.

Investigación y desarrollo en la historia de la marihuana

Por ejemplo es digno de mención el trabajo que realizan en Elite Seeds. Este banco de semillas español crea variedades medicinales con perfiles de cannabinoides muy concretos que ayudan y mucho a los usuarios de marihuana medicinal. También hay que mencionar a Buddha Seeds, de los primeros bancos de semilla en desarrollar una semilla de marihuana con un alto contenido en CBD sin apenas THC para uso medicinal, su famosa Medikit.

Esperamos que te haya resultado interesante esta breve historia de la marihuana y como han ido evolucionando la crianza de semillas de marihuana para conseguir el amplio repertorio del que disponemos hoy en día. Si tienes alguna duda o crees que sería interesante añadir más información sobre algo, déjanos un comentario y te contestaremos lo antes posible.

Marcar como favorito enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.